fbpx Saltar al contenido
RustyGarage

Tatra T87, el vehiculo prohibido por Hitler

Tatra T87 Adolf Hitler Rustygarage

El Tatra T87 es un sedán checoslovaco de lujo de la época en el que fue fabricado. Su producción fue realizada durante la Segunda Guerra Mundial, e incorporaba unas soluciones técnicas avanzadas junto con una aerodinámica única y extraordinaria.

Las manos del gran ingeniero austríaco Hans Ledwinka fueron quien le dieron forma a este Tatra. El desarrollo comenzó en 1920 y su lanzamiento al mercado en 1936.

EL T87 disponia de una estructura fuera de lo común, debido a que contaba con un chasis tubular. Sus dimensiones eran: longitud total de 4,74 metros, anchura de 1,67 metros y 1,5 metros de alto.

Tatra T87 Adolf Hitler Rustygarage

Un rasgo característico es la disposición de tres faros redondos. Uno de estos faros esta ubicado justamente en el centro, debajo del logo de la marca. Aunque lo mas llamativo de este modelo es la enorme aleta longitudinal y sus dos grandes tomas de aire laterales.

Su corazón era un motor V8 de 2.5 litros atmosférico fabricado en aleación de magnesio y con cámaras de combustión hemisféricas, logrando alcanzar los 100cv. La caja de cambios era de 4 velocidades, y además disponía de una suspensión independiente, algo muy poco común para la época. Con este cocktail de lujo e innovacion, el Tatra T87 lograba superar los 160 km/h de velocidad máxima.

A diferencia de lo que ocurre ahora con los conductores alemanes, que tienen un altísimo nivel de conducción, ya que en sus autopistas se maneja más rápido que en cualquier otra parte del mundo, en aquellos años no estaban acostumbrados las velocidades del T87.

A eso se sumaba lo traicionera que podía resultar suspensión trasera de ejes oscilantes. Es por eso que varios terminaron muriendo a bordo de este Tatra.

Según medios de comunicación, en sólo una semana perdieron la vida hasta 7 oficiales a causa de un accidente con el T87. Se especula que podría ser a que los conductores alemanes no estaban acostumbrados a tales velocidades, y la posible “traicionera” suspension trasera de ejes oscilantes. Por esta razón, este sedán de lujo se ganó la fama de “máquina asesina”, hasta el punto de que el mismísimo Adolf Hitler terminaria prohibiendo a sus oficiales conducir un Tatra T87.

En medio de esta polémica, la compañía checoslovaca demandaría a Volkswagen por plagio intencionado de la plataforma diseñada por Ledwinka para el Tatra 97, en el famoso Volkswagen Escarabajo. Finalmente, Tatra ganaría el pleito legal y seria indemnizada por la empresa alemana.

La empresa de subastas RM Shoteby’s subara un Tatra T87 de 1948, el cual fue descubierto en 2000 en Eslovaquia. Luego viajó a Australia, en donde se procedio a una profunda restauración. Su cuentakilómetros marca poco más de 5 mil kilómetros recorridos.

Se espera recaudar entre 300.000 y 400.000 dólares por esta unidad que fue una de las últimas que se fabricó de este modelo.